¿Qué puedo hacer por ti?

Cuando rondas los 40 años y en adelante, si por tus circunstancias personales no has podido prestar la atención necesaria a tu SALUD las repercusiones son notables, y empiezas a no sentirte bien en tu piel. Te afecta a muchos niveles, no sólo físicamente.

Entrar en la madurez sintiendo que todo te cuesta el triple, con molestias físicas que no tenías, una falta de energía que nunca habías percibido, en la que físicamente ni te ves ni te sientes igual… una etapa que a nivel emocional puede ser dura porque dejamos de ser tan jóvenes.

Para salir de ese bucle en el que parece que sólo puedes ir a peor, debes atender a unas BASES como son ejercicio físico regular bien programado, una alimentación sin restricciones adecuada a tus necesidades, un buen descanso nocturno para repararte a diario y plena atención a tus emociones. Todo adecuado a tu contexto, siendo realista con tu vida, para que lo puedas cumplir.

Es importante dejar de posponer atenderte. Aplica las bases a diario, todo el año y de un modo que lo puedas disfrutar.

Tengo 44 años. Yo lo hago y no me quejo, y me cuesta igual que a ti. Pero lo que me aporta a nivel de SALUD y sensaciones es brutal. No te quejes tú.

Es hora de volver a sentirte tú.

GESTIÓN EMOCIONAL EN UN PLAN DE ALIMENTACIÓN
EXPERIENCIA PREMIUM
PLAN ALIMENTARIO 8 SEMANAS
¿MUJER A PARTIR DE LOS 40?
SENTIRSE DE MIEDO EN LA PERI Y MENOPAUSIA
ENTRENAMIENTO PERSONAL DOMICILIO – ONLINE

¿Tienes dudas sobre si es para ti?